nAprendiendo a ser saludable -

Aprendiendo a ser saludable

Cuando se aplica una acción de educación alimentaria en un entorno de trabajo, principalmente de oficina, en donde a veces son tus propios compañeros de trabajo los que van a apoyarte a ser más saludable y mejor, puede influir considerablemente a crear un ambiente saludable.

 

Recientemente se realizó un estudio en donde se brindó educación alimentaria durante cuatro meses a 90 personas laboralmente ocupadas, hombres y mujeres que pertenecían a la planilla de una compañía de telefonía. Se recolectaron algunos datos de interés como antecedentes médicos, hábitos de alimentación, ejercicio físico y medidas corporales al inicio y al final del estudio.

 

La información brindada como educación nutricional se otorgó en consultas individuales a los participantes del estudio. Además se brindaron las bases para un challenge para bajar de peso, apoyo colectivo y algunas recomendaciones basadas en el entorno donde laboraban los participantes.

 

La evaluación determinó que las personas sometidas al programa incrementaron considerablemente el consumo de frutas y vegetales, el consumo de pan disminuyó a raciones aceptables, las personas mejoraron significativamente su estado nutricional, reduciendo notablemente las medidas de circunferencia de cintura.

 

La cantidad de ejercicio moderado y alto incrementó 50%. Y con todos los datos obtenidos; el challenge para reducción de peso no sólo mejoró el estado nutricional de las personas, también genero un impacto positivo en el estilo de vida permanente de las personas laboralmente activas que aceptaron su participación en el estudio.

 

COMPARTE