nEl azúcar también es equilibrio -

El azúcar también es equilibrio

Hablando de conceptos generales, los alimentos que consumimos, para poder brindar energía al organismo deben convertirse en glucosa. Para utilizarse como energía disponible, es necesario que la glucosa ingrese a las células. Este es el papel de la insulina, hormona que regula el ingreso y conversión de alimentos en energía dentro del organismo.

 

Los carbohidratos consumidos en la dieta diaria, deben convertirse en glucosa para ser utilizados como energía de primera fuente, indispensable para realizar procesos vitales como respirar, correr, dormir, etc.

 

Es importante hacer mención, las publicaciones y estadísticas que recopilan datos sobre índices de obesidad, en su mayoría no determinan factores de estilo de vida que lleva a cabo la población de estudio, como la actividad física, dieta, tabaquismo, enfermedades de base, entre otros.

 

En los últimos años, se ha determinado que la evidencia disponible no hace responsable al azúcar como causa de cualquier enfermedad o estilo de vida. La Organización Mundial de la Salud determina que la semejanza entre las señales cerebrales generadas por alimentos y las que son generadas por las drogas de abuso, no son un indicador que sugiera si una comida es adictiva.

La evidencia no apoya la hipótesis de encontrar al azúcar como un producto adictivo en humanos, ya que los comportamientos animales hacia la adicción al azúcar no han sido apoyados por estudios en humanos.

 

Los expertos han reconocido que el balance energético es la clave para la prevención de la obesidad y sus enfermedades asociadas, y que la composición de la dieta puede afectar si el equilibrio de nutrientes no se realiza.

Se ha determinado además, que las dietas altas en carbohidratos tienen menor posibilidad de promover el consumo excesivo de energía, en comparación con las dietas ricas en grasas, hecho que se atribuye a su baja densidad energética.

 

COMPARTE