nRepasando la diabetes -

Repasando la diabetes

Podemos afirmar que el exceso de peso (sobrepreso) y la obesidad combinados con la carencia de ejercicio físico son los factores de riesgo mayormente asociados al desarrollo de diabetes tipo 2. Este riesgo incrementa aún más cuando tienes antecedentes familiares de la enfermedad, si padeces de tabaquismo o si no tienes una dieta adecuada para frenar la obesidad. Cualquier fuente de energía obtenida en exceso puede desencadenar el desarrollo de diabetes tipo 2, sin importar si tu exceso se basa en el consumo de carbohidratos, proteínas o grasas.

 

Si ya padeces diabetes tipo 2, tu objetivo principal debe ser obtener un tratamiento nutricional que te permita mantener niveles regulados de glucosa en sangre, pero además mantener un aporte de energía suficiente que reduzca el riesgo de la aparición de complicaciones que agraven tu diabetes.

 

La alimentación de una persona diabética debe seguir los principios básicos de una alimentación saludable pero además equilibrada, no debes realizar una dieta muy baja en carbohidratos porque también los necesitas, solo debes ajustarlos a tu estado de salud y requerimientos actuales.

 

La Asociación americana de diabetes ha establecido que la sustitución de los carbohidratos en su máxima expresión posible por otro tipo de nutrientes puede que no mejore el cuadro de diabetes de una persona, ni sus niveles de glicemia en sangre ni lípidos totales. Los carbohidratos tienen su función en las personas que padecen diabetes, no solo generar energía, además permiten ser herramienta para el tratamiento de glicemias bajas.

 

Las últimas investigaciones han determinado que no existe una recomendación general para el consumo de nutrientes en el paciente diabético, si padeces la enfermedad debes buscar ayuda profesional y comenzar a equilibrar tu alimentación acorde a las necesidades de tu organismo, emprender una vida activa y mantener un monitoreo de tus niveles de glicemia en sangre. No hay mejor manera de ser diabético que aprender a serlo.

 

(American Diabetes Association, 2016; Costanzo et al., 2015) Fuente: WSRO, Science Summary. July, 2017

 

COMPARTE